jueves, 24 de agosto de 2017

Magdalenas al cava

Mira que hace tiempo que tengo una botella de cava en el frigorífico y a punto estuve de tirarla con la mudanza el pasado noviembre, pero vi la fecha de caducidad y ponía que caduca en el 2018, fíjate que yo pensaba que no tenían fecha, pues quien no guarda como reliquia una botella en el frigorífico, ocupando sitio pero ahí está en el frigorífico por si se tercia abrirla algún día y como tiene que estar frío pues compañía le hace a la botella de agua en el estante de las botellas, y esta era buena, venía en un estuche de piel bueno vale parecía piel, pero piel o no su estuche traía y en la etiqueta pone gran reserva mas lo que la he tenido yo será super reserva; y ayer por la tarde no se que me pasó pero la abrí, y no para beber que con esto de la lactancia exclusiva no pruebo ni gota, y a hacer algún dulce que otro (no os extrañéis si en estos días os encontráis más de una receta con cava) y como resultado de parte de esta reliquia aquí tenéis estas magdalenas.



La verdad, sabor sabe poco pero salen super esponjosas, que por mucho tiempo que pase burbujas tiene



Os cuento como las he hecho

Ingredientes:
  • 130 gr de azúcar
  • 3 huevos M
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 250 ml de cava
  • 350 de harina
  • 5 gr de bicarbonato de sodio
  • azúcar granulado
Precalentamos el horno a 230ºC y preparamos las cápsulas, yo estas que he usado directamente sobre la bandeja ya que son unas maxi cápsulas y no se deforman ya que son de muy buena calidad, el papel es muy grueso.

Por otro lado tamizamos la harina junto con el bicarborato y reservamos.

En el bol donde vayamos a batir ponemos los huevos y el azúcar y batimos bien hasta que espume, después le añadimos el aceite y el cava y batimos lentamente hasta que este integrado.

Nos olvidamos de las varillas y cogemos una lengua de silicona y vamos añadiendo la harina poco a poco envolviendo bien de abajo a arriba sin que se nos formen grumos, y en el momento que estén integrado todo repartimos en nuestras cápsulas.

Ponemos por encima el azúcar granulado y al horno durante 13 minutos, ya sabéis que para confirmar que están listas nuestras magdalenas lo mejor es pinchar con un palito que si sale limpio es que podemos sacar

Dejamos enfriar sobre una rejilla y una vez frías podemos disfrutar de un rico desayuno o una fantástica merienda


Veis lo esponjosas que salen

No tenía azúcar granulado por lo que he usado unas piedras de azúcar rojo que tengo para cuando tomo té, es de TeaShop y se llama RedSugar y a  parte de azúcar lleva clavo, pimienta y canela de ceilán; la he machacado en un mortero y listo el complemento exótico de estas magdalenas al cava.

Otro día os cuento como hago el azúcar granulado en casa.



Y como siempre yo mojo en un vaso de leche bien fría


Hasta pronto y a disfrutar...con Sweet Cookies by Bea.
Gracias por pasar por aquí

1 comentario:

  1. ¿Caduca el cava...? Esto... bueno, me voy a revisar la despensa!

    ResponderEliminar